Monday, February 7, 2011

¿Talentos Multiplicados o Enterrados?

Si en este momento Dios te pregunta ¿qué me puedes decir que has hecho para que yo te extienda mi misericordia, que le dirías? Ezequías vino delante de Dios y pudo hablarle de todo lo que había hecho durante su reinado, lo que permitió que sus días de vida fueran extendidos.  Ezequías puso su casa en orden en los 15 anos extras que Dios le cedió.  ¿Puedes tu venir ante Dios y pedirle que extienda tus días, como lo hizo Ezequías, basado en como usaste los talentos que El te dio?
El profeta Isaías llego donde el rey Ezequías, de parte de Dios, para decirle que sus días estaban contados.  Las Escrituras nos relatan en Isaías 38:
1 En aquellos días Ezequías enfermó de muerte. Y vino a él el profeta Isaías hijo de Amoz, y le dijo: Jehová dice así: Ordena tu casa, porque morirás, y no vivirás.
2 Entonces volvió Ezequías su rostro a la pared, e hizo oración a Jehová,
3 y dijo: Oh Jehová, te ruego que te acuerdes ahora que he andado delante de ti en verdad y con íntegro corazón, y que he hecho lo que ha sido agradable delante de tus ojos. Y lloró Ezequías con gran lloro.
4 Entonces vino palabra de Jehová a Isaías, diciendo:
5 Ve y di a Ezequías: Jehová Dios de David tu padre dice así: He oído tu oración, y visto tus lágrimas; he aquí que yo añado a tus días quince años.
6 Y te libraré a ti y a esta ciudad, de mano del rey de Asiria; y a esta ciudad ampararé.
Ezequías le recordó a Dios como el anduvo en los días de su reinado “en verdad y con integro corazón, y que he hecho lo que ha sido agradable delante de tus ojos.”  ¡Que testimonio tan potente! ¿Podrás tu recordarle a Dios todo lo que hiciste durante tu estadía en la tierra? ¿Cómo viviste tu vida? ¿Si viviste tu vida en obediencia a Él? ¿Has estado trabajando para la expansión del evangelio de Jesucristo? ¿Cómo está tu testimonio delante de Dios y delante del mundo? ¿Has recaudado tesoros para el cielo?
Recuerda hermano que nuestra estadía en la tierra es temporal.  Piensa que solo eres un embajador de Cristo en la tierra, por lo tanto no te afanes en hacer tesoros en ella.  Nuestro enfoque es hacer tesoros en los cielos.  Tu casa, tu carro  y tus otras posesiones no te pertenecen.  Dios te la ha cedido mientras estés en la tierra para que vivas cómodo, no para que te acomodes y te olvides quien te ha provisto lo que tienes, y con qué propósito se te proveyó.  No te aferres a las cosas terrenales porque ellas son pasajeras.  Más bien concéntrate en tu misión en la tierra como enviado de Jesucristo.

¡Anímate mi hermano para que termines el trabajo que Cristo te encomendó en la tierra!  Piensa en lo por venir, en lo que te espera al lado de Cristo en los cielos.  Esta dura tarea que tenemos en la tierra no es para toda la vida.  Vamos a terminar la carrera y a guardar la fe (como dijo Pablo). ¡Cristo nos está esperando para darnos la corona que El ha preparado para nosotros!  Romanos 8:18  nos anima diciendo: Pues tengo por cierto que las aflicciones del tiempo presente no son comparables con la gloria venidera que en nosotros ha de manifestarse.” 
Fortalécete y recuerda que todo lo podemos en Cristo que nos fortalece.  Cristo venció para que nosotros venciéramos en el mundo, y nos dijo “en el mundo tendréis aflicciones, pero no os preocupéis, confiad, yo he vencido al mundo.”  ¡Si podemos vencer al mundo y sus aflicciones porque Cristo ya venció por nosotros!
Dios te ha dado talentos para que los use para la edificación de la iglesia y para testimonio de Cristo.  ¿Que estas esperando para poner esos talentos en acción?

No comments:

Post a Comment