Wednesday, February 8, 2012

La Naturaleza de Dios

Dios es el mismo ayer, hoy y para siempre. Dios no ha cambiado Su Naturaleza.  Él no se acomoda al mundo. Muchos  interpretan La Palabra a su propia conveniencia. Pero La Palabra no es de interpretación privada. Muchos buscan que La Palabra se acomode a ellos.  Por ese mismo motivo, dentro del pueblo cristiano, existen tantas variaciones de congregaciones, cuando solo existe un manual, La Biblia.

Dios es Amor, Todopoderoso, Santo, Verdad, Misericordioso, Justo. Su justicia envuelve disciplina y juicio. Aunque los tiempos cambian, Dios no cambia. Lo que esta escrito en Su Palabra se ha de cumplir.  La Palabra de Dios no se acomoda a las estaciones. Ella tampoco se acomoda a la personalidad del hombre.  Muchos dicen, “así soy.  Dios me conoce.” Cierto, Dios conoce a cada persona, pero Él no cambia Su Naturaleza para agradar al individuo. Aquel que ama a Dios y Su Palabra se esfuerza por agradarle, obedeciéndole. Aquel no busca acomodar Las Escrituras a su propia creencia. Por eso vemos el pecado abundar entre los creyentes. Porque quieren adaptar La Biblia a ellos. Esos son los mismos que después apostatan de la fe porque las cosas no le salieron como ellos determinaron. Estos quisieron que La Palabra de Dios se acomodara a ellos. No nos hagamos ignorante, Dios no puede ser burlado ni Su Palabra la podemos acomodar a nosotros.

La Escritura nos muestra que Dios no hace acepción de persona. Dios ama al pecador pero detesta el pecado.  En Su Naturaleza justa, Dios envió a su Unigénito para que la humanidad fuera salva por El.  En Jesucristo Dios nos da la oportunidad de tener vida eterna.  Pero solo aquel que en El cree y lo reconoce como el Salvador de la humanidad puede adquirir vida eterna en El. Pero también en Su justicia, si negamos a Su Hijo, tendremos muerte eterna. En Su justicia, Dios nos da la libertad de decisión. “Porque de tal manera amo Dios al mundo que ha dado a Su Unigénito para que todo aquel que en El cree no se pierda mas tenga vida eterna” (Juan 3:16). ¡En Jesucristo, Dios nos da acceso a El y a la vida eterna!

Dios es Santo.  La Palabra dice que sin santidad nadie le vera. Él tiene todo el poder.  El creo todas las cosas. Nada es imposible para El. Él es Misericordioso. Nos da oportunidad al arrepentimiento incluso minutos antes de morir.  Él es Amor. Su Amor y Gracia fueron revelados al darnos a Su Unigénito para que tuviéramos acceso a la vida eterna.  Él es Verdad.  ¡Su si es si y amen! Sus promesas son amen. Él es Justo. En Su justicia disciplina a Sus hijos.

Dios es el mismo ayer, hoy y para siempre.  Es un alivio conocer Su Naturaleza y saber que El no cambia y que Su Palabra permanece para siempre. Que Él es fiel a lo que ha prometido, y que esta en nuestra mano ¡vivir con El y Jesucristo por la eternidad!







No comments:

Post a Comment